Principios Prácticos

I.  Ejemplo Espiritual

 

Demostraremos nuestro compromiso con Cristo poniendo en practica las disciplinas espirituales; demostraremos nuestra dedicación al cuerpo de Cristo siendo leales a Dios y a su iglesia; y demostraremos nuestra dedicación a la obra de Cristo siendo buenos administradores.



II. Pureza Moral

 

Participaremos de toda actividad que glorifique a Dios en nuestro cuerpo y evitaremos la satisfacción de los deseos de la carne, Leeremos, miraremos y escucharemos todo lo que sea de beneficio para nuestra vida espiritual.



III. Integridad Personal

 

Viviremos una vida que inspire responsabilidad y confianza, que produzca el fruto del Espíritu y manifieste el carácter de Cristo en toda nuestra conducta.



IV. Responsabilidad Familiar

Daremos prioridad al cumplimiento de las responsabilidades familiares, preservaremos la santidad del matrimonio y mantendremos el orden bíblico en el hogar.



 

V. Templanza en la Conducta

Practicaremos la templanza en la conducta y evitaremos actos y actitudes ofensivos a nuestros semejantes o que conduzcan a la adicción o a la esclavitud a las drogas.



 

VI. Apariencia Modesta

Demostraremos el principio bíblico de la modestia vistiendo y luciendo de una manera que realce nuestro testimonio cristiano, y evitando el orgullo, la presunción y la sensualidad,

 

VII. Obligación Social

Nuestro objetivo será cumplir con las obligaciones que tenemos hacia la sociedad, siendo buenos ciudadanos, corrigiendo injusticias sociales y protegiendo la integridad de la vida

Una Familia para su Familia